Empleo

El trabajo de Red Acoge se configura de modo integral y global, interviniendo en múltiples áreas de la realidad de las personas con las que trabajamos. Empleo y vivienda se configuran como las necesidades más acuciantes para toda persona en situación de vulnerabilidad, pero no son las únicas. Satisfechas estas, queda un amplio trabajo que hacer, que pasa por lograr la plena participación en la sociedad y el desarrollo pleno de cada persona, de sus aspiraciones, deseos, y hasta de su manera de disfrutar el ocio.

Las necesidades de las personas inmigrantes en relación con el empleo varían tanto como lo hace su capacidad de adaptación al mercado laboral español, la trayectoria laboral que arrastren, la posibilidad de convalidar su experiencia o estudios, o más básicamente aún, su nivel de conocimiento del español y de la normativa laboral española.

La población inmigrante siempre ha ocupado los peores empleos y los peor pagados, en general, bien fuera en la época de bonanza, bien durante la crisis. Trabas idiomáticas, culturales, pero principalmente administrativas, los retienen en un segmento del mercado concreto con pocas posibilidades de movilidad.

El trabajo en el área de empleo se dirige tanto a la consecución de un empleo como garante de ingresos básicos, como a la satisfacción de las aspiraciones personales en relación al futuro laboral y el trabajo con la autoestima personal y el autoconocimiento. Actividades en el área de empleo:

  • Información sobre derechos y mercado laboral.
  • Mediación laboral.
  • Asesoramiento jurídico.
  • Apoyo en la búsqueda de empleo: elaboración de CV, técnicas de búsqueda, habilidades sociales, nuevas tecnologías.
  • Orientación laboral para la búsqueda o mejora de empleo.
  • Formación y capacitación socio-laboral (interna y derivada a otras entidades)
  • Otros.

Desarrollamos además un programa específico llamado “Itinerario Individualizado de Inserción Socio Laboral” que se dirige a un número concreto de personas usuarias en situación de especial vulnerabilidad financiado a través del Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación del Fondo Social Europeo. Dentro de este programa, cada vez más, nos encontramos con casos con una problemática asociada a situaciones de exclusión social que sitúan a la persona en un nivel muy bajo de empleabilidad. Los itinerarios de inserción buscan un cambio a todos los niveles de la persona, desde la mejora de las competencias para afrontar sus expectativas y asumir la realidad, a la mejora de la percepción que tienen de sí mismos (auto-concepto) y la valoración que hacen de sí mismos (autoestima).