Titular noticias

La escasa presencia de las mujeres en las empresas tic, ¿poca motivación o mercado laboral poco propicio a emplear mujeres en puestos técnicos o de decisión en esta materia?

Viernes 5 Diciembre 2014

Numerosos estudios actuales ponen de manifiesto el valor de la existencia de entornos de trabajo verdaderamente inclusivos en el seno de las empresas, no solo atendiendo a cuestiones de género, edad, discapacidad u origen etnocultural, si no a la diversidad de pensamiento que es el auténtico motor de la innovación.
 

 Pero para alcanzar esta meta se necesita, prioritariamente entre otros retos, lograr la igualdad de género en el ámbito laboral. Cuestión en la que queda mucho camino aún por recorrer y sobre todo, en el campo de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).
 
Volviendo la mirada a América descubrimos mediante el informe de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL) que aborda la baja participación de las mujeres en el campo informático, que las mujeres que trabajan en estas empresas solo alcanzan el 25% del personal técnico y de ingeniería. Resaltando además, la bajísima presencia de mujeres en los cargos de dirección y toma de decisiones en empresas TIC.
 
Otro de los puntos en los que hace hincapié este estudio, es en la merma del interés de las mujeres, de manera globalizada, en este tipo de carreras relacionadas con la informática. Y de hecho, agrega el documento que “En Estados Unidos el porcentaje de licenciadas en Ciencias de la Computación e Informática se redujo de 37% en 1984 a 25% en 2004, tendencia que se repite en otros países como Costa Rica y Argentina”.
 
Datos que ponen de manifiesto que en la actualidad continúa habiendo una brecha de género importante en la producción y servicios de TIC que, por un lado está ligada a la falta de profesionales mujeres, pero también, es debida a barreras culturales que impiden una plena inserción de las mujeres en este ámbito. Y en esta línea se cuestiona en el estudio la vinculación que hay entre el hecho de que las mujeres no se sientan animadas a cursar carreras técnicas y un mercado laboral poco propicio a emplear mujeres en puestos técnicos o de decisión en materia técnica.
 
Hechos que suponen una preocupación para la CEPAL al tener comprobado que el equilibrio entre hombres y mujeres contribuye a mejorar el rendimiento de las empresas. Y la presencia por igual de ambos géneros en los equipos consigue que las decisiones sean más fundamentadas y por ende, las empresas corren menos riesgos y obtienen mejores resultados.
 
Y en referencia a la zona europea, la encuesta de la Comisión Europea sobre las mujeres activas en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), se pronuncia en la misma línea destacando el número excesivamente bajo de mujeres empresarias en las TIC en comparación con otros sectores: ya que las mujeres representan el 31,3 % de los trabajadores autónomos europeos y solo el 19,2 % de los empresarios del sector de las TIC. Poniendo de relieve que los factores que impiden a las mujeres participar plenamente en el sector son a) las tradiciones culturales y los estereotipos sobre el papel de la mujer, b) barreras internas y factores sociales y psicológicos y c) barreras externas, como un entorno fuertemente dominado por la presencia masculina y la falta de modelos de referencia en el sector.
 
Y concluye que si se invirtiera esta tendencia y las mujeres tuvieran una presencia en el sector digital similar a los hombres, el PIB europeo podría registrar un incremento anual de unos 9 000 millones de euros.
 
Ya que como declaró Neelie Kroes, Vicepresidenta de la Comisión Europea responsable de la Agenda Digital: “Ahora sabemos, sin ninguna duda, que un número mayor de mujeres en una empresa se traduce en empresas más prósperas. Ya ha llegado el momento de que el sector de las TIC se dé cuenta de esta realidad y ofrezca a las mujeres la oportunidad de contribuir a fin de que el propio sector y la economía europea aprovechen su enorme potencial”.