Titular noticias

Leroy Merlin ayuda a Red Acoge a convertir una casa en un hogar

Martes 17 Marzo 2015

Una vivienda debería siempre poderse considerar un hogar, el lugar donde una persona vive y siente la sensación de seguridad, estabilidad y dignidad. Sin embargo, cuando la vivienda no reúne los mínimos requisitos de habitabilidad ni favorece el desarrollo pleno de sus habitantes, nos podemos enfrentar a situaciones de exclusión social, no podremos hablar de hogares.
 

Según los datos, y en términos proporcionales en relación al total de la población que reside en España, las personas inmigrantes están siendo golpeadas por la crisis en mayor medida. Las cifras de pobreza son alarmantes y decenas de miles de hombres y mujeres procedentes de otros países se están viendo obligados a vivir en condiciones que amenazan su salud y la de sus hijos e hijas. El informe Pobreza Infantil y Exclusión Social en Europa de Save the Children,  corrobora este dato; la cifra de niños y niñas en situación de pobreza aumenta en más de 15 puntos cuando se trata de menores con al menos uno de sus progenitores de origen extranjero.
 
Para paliar estas situaciones, Red Acoge ha desarrollado en los últimos años programas dirigidos a la mejora de las condiciones de habitabilidad de las viviendas de familias en situación de exclusión. Este tipo de iniciativas sólo son posibles gracias a la solidaridad de personas y empresas convencidas de que una vivienda debe ser además un hogar seguro qué reúna unos requisitos básicos de confort, higiene... Este el caso de Leroy Merlin España, empresa que en el marco de su responsabilidad social corporativa y a través de su línea de acción social, contribuye a la mejora del entorno social mediante el desarrollo de proyectos de acondicionamiento de hogares de niños y niñas en situación o riesgo de exclusión social. 
 
Leroy Merlin España ha prestado su colaboración para acondicionar la vivienda en la que viven Regragui y Bouchra con sus tres hijos. De este modo han podido ver su hogar libre de las humedades que perjudicaban su salud y acondicionar el cuarto de baño para disponer de unas óptimas condiciones de salubridad. Esta familia marroquí, que vive desde hace dos años en el pequeño pueblo murciano de Puente Tocinos, se siente afortunada de recibir esta ayuda.
 
Regragui, quien sufre todavía circunstancias difíciles derivadas de la pérdida de su empleo como consecuencia de la crisis, agradece profundamente la colaboración de Leroy  Merlin España y de Red Acoge porque “ahora disponemos de agua caliente y de una ducha en condiciones.  Antes la casa estaba llena de humedades, era peligroso para la salud de los niños. ¡Claro que hay mucha diferencia!”
 
Regragui lleva 14 años en España, donde vino a trabajar y a buscar un futuro mejor para su familia. Durante mucho tiempo así fue, y Regragui era uno de tantos trabajadores y trabajadoras que contribuyeron al crecimiento del país y que se integraron perfectamente en nuestras comunidades. Tras perder su empleo se gana la vida como puede, encadenando pequeños trabajos que no le garantizan el sustento durante mucho tiempo y, aunque sobrevive, no oculta que espera un futuro mejor para él y para su mujer, pero sobre todo para sus hijos nacidos en España y a los que desea ofrecer todo lo mejor.
 
“Sabemos que el futuro está lleno de obstáculos, pero con oportunidades todo es posible. Nosotros no queremos ni un chalet ni un coche de lujo, solo poder dar la educación a nuestros hijos”, afirma con esperanza.
 
Red Acoge agradece a Leroy Merlin España su compromiso con los hogares de personas en situación de exclusión social, y espera que esta colaboración sea fructífera y, fruto del trabajo conjunto, logremos crear hogares para todas y todos.


Antes y después


Mas sobre el tema: empresa , vivienda