Titular noticias

Liderar en la Diferencia. 21 de Mayo: Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo

Jueves 21 Mayo 2015

Nos ha tocado vivir en la era de la diversidad, todos los ámbitos sociales están impregnados de la relación inevitable entre las diferentes culturas que pueblan el planeta. También la esfera de la empresa. ¿Seremos capaces de asumir el reto de la interculturalidad y salir fortalecidos de él?
Buscamos líderes para navegar en la diferencia.

Desde el Proyecto Sensibiliza para la Gestión de la Diversidad en la Empresa, de Red Acoge, nos unimos, un año más, a la celebración del Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo (21 de mayo). En 2015 queremos señalar la necesidad e importancia de que existan en las empresas personas destinadas a impulsar, coordinar y facilitar procesos eficientes de fusión cultural y trabajo cooperativo grupal en el contexto de la diversidad.

En todos los ámbitos de la vida la capacidad de adaptación al medio constituye el punto de partida fundamental para lograr la supervivencia. El medio al que se ha de adaptar la empresa de nuestros días es una sociedad global, en la que la que los avances tecnológicos acercan cada vez más a los pueblos y a las personas. Un medio en el que la diversidad cultural representa una de las características fundamentales que definen el mercado de trabajadores y clientes. En este contexto resulta clave encontrar a aquellas personas con la suficiente capacidad para liderar las diferencias y extraer de ellas todo el partido posible.

Encontramos dos tipos fundamentales de liderazgo en las empresas, ambos de una extraordinaria importancia para asumir con garantías de éxito el reto de la diversidad. Por un lado, está la figura del líder definido a través de su cargo en la empresa, al que se le atribuye la función y responsabilidad de coordinar equipos de trabajo para la consecución de los objetivos de la organización para la que trabaja. Pero también existen líderes invisibles, que son aquellos que, sin ostentar específicamente la atribución de impulsar y dirigir a un grupo, lo hacen por propia iniciativa, normalmente de forma espontánea, siendo la capacidad de liderazgo una consecuencia de sus características personales y profesionales. Nos referimos a aquellas personas que lideran equipos como resultado de su forma natural de relacionarse y trabajar. Unos y otros, líderes visibles e invisibles, han de dominar las competencias propias de un entorno de diversidad cultural si aspiran a ser realmente efectivos dentro de las organizaciones de nuestro tiempo. Ambos tipos de líderes deben reconocerse mutuamente, definir sus áreas de acción, coordinar sus esfuerzos y trabajar en una misma dirección.

No nos detendremos a hacer una relación exhaustiva de las particularidades (habilidades, conocimientos, exigencias…) que deberían tener las personas llamadas a liderar las empresas de la era de la diversidad cultural, simplemente apuntaremos algunas de las características del líder intercultural, invitándoos a que participéis con nosotros y completéis esta relación aportando vuestras ideas a través de nuestro Twitter usando el hashtag #liderintercultural, o las desarrolléis, si os apetece, en el perfil de Facebook de Red Acoge.

Empezamos nosotros:
#liderintercultural es una persona que parte de la divisa innegociable del respeto a los demás.
#liderintercultural tiene un sentido muy desarrollado de curiosidad hacia otras costumbres, ideas y formas de vida.
#liderintercultural no teme los choques y divergencias, porque sabe que son el primer paso para crecer y mejorar.
#liderintercultural aprende lo mejor de cada compañer@ y sabe compartir con ell@s sus conocimientos y habilidades.
(…)

¡Ahora sigue tú!