Titular noticias

2016 año cero para la Gestión de la Diversidad en las empresas españolas

Viernes 13 Noviembre 2015

El reciente informe de la Fundación Adecco sobre responsabilidad social empresarial, pone de manifiesto que la gestión de la diversidad va cobrando fuerza poco a poco y que para 2016 será la gran prioridad de trabajo dentro de las empresas.



 

Tal es la importancia que se prevé que tenga la gestión de la diversidad que este año el informe anual de la Fundación Adecco se ha titulado "Directivos, RSE y Gestión de la Diversidad". Desde hace un tiempo el tejido empresarial español se ha ido empapando de políticas de gestión de la diversidad, por lo que ha llegado el momento de que las entidades empiecen a dedicar esfuerzos reales para llevar a efecto esta nueva forma de hacer las cosas. 2016 deber ser el año de partida (año cero) para que tome cuerpo  esta estrategia capaz de crear espacios laborales libres de estereotipos y prejuicios, espacios de inclusión, con cabida para todo tipo de talentos. Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, ”para ser competitivas las empresas deben ser reflejo de la diversidad que caracteriza a la sociedad, y aunque las empresas comienzan a interiorizarlo, todavía queda mucho camino por recorrer”.

Ciertamente se trata de un camino difícil, nadie dijo lo contrario, pero la contrapartida es muy atractiva. Ya en 2007, un proyecto del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, "Gestión de la diversidad en la Pymes", resaltaba los beneficios de esta estrategia empresarial incorporada al trabajo emanado desde equipos multiculturales. Algunos de estos beneficios son el aumento de la eficacia, el acceso a la innovación y la creatividad, la atracción de talento, incremento de la capacidad de adaptación al cambio, atracción de nueva clientela, mejora de la imagen corporativa externa, incremento de la motivación, eficiencia de la comunicación interna y del clima laboral, etc.
 
De las 100 empresas encuestadas por Fundación Adecco un 39% prevén un gran desarrollo en la contratación de trabajadores de perfiles muy diferentes. Sin embargo, el informe afirma que la gestión de la diversidad (GD), de la mano de la responsabilidad social empresarial (RSE), aún se encuentra en la mayoría de los casos diluida en acciones dispersas, lo cual dificulta su incorporación como estrategia efectiva, de carácter transversal, para lograr la evolución empresarial hacia un modelo actual y eficiente.

Desde Red Acoge confiamos en que las conclusiones de este informe ayuden a fomentar la consideración de la GD como una estrategia win-win (ganar-ganar), en la que la empresa gana, los trabajadores ganan y la sociedad en general gana. Esperamos que 2016 se presente, realmente, como el año en el que las empresas den ese paso definitivo hacia la creación de espacios de inclusión a través de la RSE y la Gestión de la Diversidad.