Titular noticias

La empresa es más rentable con mujeres en los puestos directivos

Lunes 22 Febrero 2016

Diferentes estudios demuestran que incorporar mujeres en los puestos directivos mejora la rentabilidad de las empresas, a pesar de ello la presencia de las mujeres en la cúpula directiva de las empresas es mínima.
 

Parece necesario recordar a las empresas datos como los que ofrece el informe “Is Gender Diversity Profitable? Evidence from al Global Survey” elaborado por el Peterson Institute, donde se pone de manifiesto que el margen neto de una empresa con un 30% de mujeres en cargos de alta dirección es hasta 6 puntos superior que el de una firma sin mujeres en puestos de liderazgo.

Y decimos que parece necesario dar difusión a este tipo de noticias puesto que la realidad es que a pesar de que el 60% de los licenciados universitarios son mujeres y estas cuentan con los mejores expedientes, no existe correspondencia entre esta alta preparación y la presencia de mujeres en puestos de alta dirección. Según la consultora PWC, esta ya mermada presencia disminuye aún más en situaciones de crisis

Otro dato desolador que muestra PWC es que a pesar de que en un principio la incorporación al mercado laboral es de un 45%, cuando se va subiendo en el escalafón este porcentaje va disminuyendo llegando tan sólo al 10% la presencia de mujeres en puestos de alta dirección.
Todo esto a pesar de que recientes estudios como el anteriormente citado o los elaborados por el Banco Mundial, Goldman Sachos o Mckinsey han demostrado el negativo impacto económico que supone la menor presencia de la mujer en el mercado laboral y especialmente en puestos de alta dirección.
 
Este impacto se ve reflejado no sólo en la perdida de talento que supone limitar el acceso a puestos de decisión a un porcentaje tan amplio de la sociedad, sino que además cada vez en mayor medida las  mujeres tienen un peso más relevante en las decisiones de compra y gasto, tanto en el ámbito doméstico como en el profesional. Así pues contar con mujeres en la cúpula directiva de las empresas posibilita una mayor identificación con los intereses y expectativas del segmento femenino de clientes al mismo tiempo que mejora la relación con sus grupos de interés