Titular noticias

La multiculturalidad es casi un requisito indispensable en nuestro equipo porque nos aporta diferentes puntos de vista y enfoques.

Jueves 22 Diciembre 2016

Adrián Ferrero, CEO de Biome Makers, explica en esta entrevista que la diversidad tiene muchas ventajas para su empresa,y destaca que gracias a ella pueden conocer mejor los diferentes mercados en los que actúan, atender al cliente con una sensibilidad cultural especial y, dentro del equipo, aportar diferentes perspectivas y formas de trabajar, talento y creatividad.



 

Biome Makers, una empresa de biotecnología aplicada en los procesos agrícolas e industriales, ¿Nos podéis explicar cuál es vuestro trabajo?
 
Nos apasiona la genómica, la computación, la microbiología, la alimentación, y el vino. Trabajamos en la comprensión del microbioma y su influencia en la industria agroalimentaria. Creemos que debemos aprovechar las ventajas que nos ofrecen los microorganismos para entender cómo funciona nuestro entorno y mejorar la calidad y rendimiento de cultivos, plantas y alimentos y a día de hoy la tecnología genómica ha abierto un abanico de posibilidades nuevo y que debemos aprovechar.
 
Imagínate un mundo sin diversidad microbiológica. No podríamos tener queso, pan, cerveza, vino, cereales o carne. En Biome Makers, aplicamos la ciencia para dar a conocer el elevado número de microorganismos que influyen en agroalimentación y que, como consecuencia, hacen que se produzca toda la variedad de olores, sabores, colores, texturas, etc. que pueden ofrecernos.
 
Actualmente, perseguimos nuevos retos en la industria vitivinícola con nuestro Club WineSeq. El Club ofrece un análisis de precisión de los procesos vitivinícolas, asesoramiento técnico personalizado y acceso a la Comunidad WineSeq y a Wikibiome, la mayor “Wikipedia” de microorganismos del mundo del vino. A través de una avanzada tecnología de secuenciación del ADN, WineSeq nos permite dar recomendaciones a nuestros clientes para que mejoren sus prácticas habituales en viñedo y bodega.
 
¡Hoy en día, ya ofrecemos nuestros servicios en más de 18 países de Europa, América Latina y Sudáfrica!
 
¿Cómo son los profesionales que trabajan en Biome Makers?
 
Nos diferenciamos por la calidad de los miembros que formamos Biome Makers. Somos un grupo de gente joven y con talento, con perfiles multidisciplinarios que se complementan; desde desarrolladores de software, bioinformáticos, microbiólogos, genetistas, expertos en enología, comunicación y finanzas.
 
Con un ambiente de trabajo animado y positivo, nuestro equipo aporta todos sus conocimientos y experiencia profesional, creatividad y motivación por seguir mejorando.
 
 
Sois una plantilla diversa e incluso una empresa entre dos orillas con gran colaboración con otros países como Estados Unidos ¿Nos podrías comentar cómo se vive el hecho de trabajar “a caballo” entre dos países? ¿Habéis tenido que gestionar particularidades culturales?  ¿Cómo lo habéis hecho?

 
Contamos con oficinas y laboratorios en EEUU y España. A pesar de la distancia, realizamos un buen trabajo en equipo, hay muy buena compenetración entre los distintos grupos multidisciplinares y colaboramos entre todos los departamentos. La revolución de las tecnologías de Comunicación nos permite estar más cerca que nunca, aunque nos separen 9.000 kilómetros.
 
El secreto es que nos encanta lo que hacemos y nos movemos por un objetivo común. Sabemos lo importante que es garantizar la calidad de los cultivos y alimentos en el presente y, sobre todo, pensando en el futuro. Somos un grupo muy diverso y, eso es justo lo que nos enriquece.
 
Las diferencias culturales se gestionan conociendo personalmente a tus compañeros y compartiendo los “terrenos de juego” de cada miembro del equipo. Todos nuestros trabajadores estadounidenses han visitado España y hemos compartido nuestra cultura con ellos. Asimismo los españoles del equipo han pasado tiempo conociendo California donde tenemos nuestro laboratorio.
 
 
¿Qué valor crees que aporta en la plantilla contar con un equipo diverso en género, edad, formación, experiencia, intereses….?

 
La multiculturalidad es casi un requisito indispensable en nuestro equipo ya que nos aporta diferentes puntos de vista y enfoques sobre la realidad microbiológica. Somos un equipo joven, altamente preparado cada uno en su rama profesional y apasionados de la ciencia y el futuro de la alimentación.
 
Hablamos diferentes idiomas, venimos de distintos países, cada uno con sus costumbres y valores, personales y profesionales. Esta diversidad tiene muchas ventajas como conocer mejor los diferentes mercados en los que actuamos, atender al cliente con una sensibilidad cultural especial y, dentro del equipo, aportamos diferentes perspectivas y formas de trabajar, talento y creatividad.
 

Contar con un equipo tan diverso es un reto recurrente. Siempre insistimos a los distintos miembros que es necesario “hablar” y especialmente con aquellos con los que existen tareas/responsabilidades comunes y de ese modo es como conseguimos que el equipo funcione. Asimismo establecemos mecanismos de mediación en el caso de que sea necesario y minimizamos las interacciones innecesarias que puedan generar ruido o imperfecciones en las dinámicas de trabajo. Lo que resulta imprescindible es una actitud constructiva, respetuosa y positiva, aspectos que tenemos especialmente en cuenta a lo largo del proceso de selección.
 
¿Habéis instaurado alguna medida  concreta que refleje esa apuesta por la diversidad de personal en vuestra plantilla? 
 
Sí, intentamos siempre unir e interconectar a todos los integrantes del equipo; que la gente conozca sus valores en común y sus diferencias. De forma periódica, nos juntamos todos para fomentar la comunicación interna y el acercamiento de los equipos internacionales y multiculturales.
 
Como empresa innovadora y joven, tenemos claro que las personas son las que aportan valor en la empresa y, por eso, cuidamos la motivación y el clima laboral para seguir sumando.