Titular noticias

El Equipo B apoya los sueños de Ibrahim

Viernes 24 Marzo 2017

El Ciudad de Murcia acoge a Ibrahim, solicitante de Protección Internacional, a través de un proyecto de Red Acoge

Ibrahim es solicitante de protección internacional y llegó a Murcia en noviembre de 2016. Desde entonces este joven palestino tenía una idea que rondaba en su cabeza y repetía día a día a las personas que trabajaban con él en Murcia Acoge: quería jugar al fútbol.

Afortunadamente, coincidió con Beatriz, miembro del Equipo B de Bienvenida a las personas refugiadas, formado por personas voluntarias que colaboran con la asociación Murcia Acoge a través del programa “Escuela de Acogida” de Red Acoge. Beatriz no sólo colabora mediante la realización de actividades de ocio y tiempo libre, de enseñanza del castellano, etc., sino que también ha sido el nexo de unión entre Ibrahim y su mayor pasión: el fútbol.

Basilio Rubio Fuentes, conocido familiarmente como Basi, es jugador en el Club de Accionariado Popular Ciudad de Murcia y entrena al grupo cadete. A Beatriz no se le ocurrió mejor persona para poder ayudar a Ibrahim a conseguir su sueño, así que en cuanto supo que el joven quería jugar al fútbol, lo acompañó al entrenamiento y le presentó a su amigo Basi.

Inmediatamente el sueño de Ibrahim comenzó a hacerse realidad. Actualmente acude dos tardes a la semana a entrenar con su equipo, donde no solo disfruta de su pasión, sino también conoce a personas nuevas, hace amistades y practica el castellano. De manera lúdica y saludable, esta participación en el club de fútbol favorece su inclusión en la sociedad española, que al mismo tiempo se enriquece de experiencias de personas como Ibrahim. De hecho, para el club es también un aspecto muy positivo. El presidente del Ciudad de Murcia, José Francisco Navarro Martínez, asegura que Ibrahim es bienvenido, pues la acogida de personas solicitantes de protección internacional forma parte de la filosofía del club, “muy arraigada en el ámbito social y la inclusión de colectivos desfavorecidos”.

Este proyecto es posible gracias al programa “Escuela de Acogida” de Red Acoge, financiado por la Dirección General de Migraciones y el Fondo Social Europeo




Foto: Ibrahim, Basilio y Beatriz